DOMINGVS CCXXXIII

Untitled Nobuyoshi Araki

Untitled
Nobuyoshi Araki

**

La manera de mirar moderna es ver fragmentos.

Susan Sontag

***

La sociedad se está desintegrando bajo la acción corrosiva de una civilización decayente. El hombre moderno se muestra indiferente ante este hecho. Refinamiento de los apetitos, sensaciones, gusto y lujo; placeres; neurosis, histeria, hipnotismo, adicción a la morfina, charlatanería científica, Schopenhauerianismo excesivo, estos son los síntomas de la evolución social.

Anatole Baju, Le Decadent, (revista publicada en 1886)

****

Te cubres te iluminas
Te duermes y te despiertas
A lo largo de las estaciones fieles
Construyes una casa
Y tu corazón la madura
Como un lecho
Como un fruto

Y en ella tu cuerpo se refugia
Y en ella tus sueños se prolongan

Es la casa de los días tiernos
Y de los besos en la noche

Paul Éluard

*****

El objetivo de la vida es vivir, y vivir significa estar consciente de una manera gozosa, ebria, serena, divinamente consciente. En este estado divino de consciencia uno canta; en este reino el mundo existe como poema.

Henry Miller

******

Yo no entiendo esto, así que si me ayudáis…

*******

LOS PELIGROS DE LA AMBICIÓN

Nils Honaffos -escritor en ciernes, y enaltecido por las bellas letras hasta el extremo de jurar que un día habría de encuadernar sus obras con su propia piel- decidió convocar a los espíritus de los grandes maestros antiguos de la poesía noruega para que estos le dieran a beber, secretamente, el elixir de la inmortalidad literaria. Así pues, Nils enterró un sapo junto a un acebo solitario a medianoche y caminó en círculo alrededor del árbol hasta la salida del sol. Con los primeros rayos, emergiendo de entre las cegadoras estelas vítreas de una nube a ras de tierra, se materializaron los grandes poetas con sus barbas de yak y sus impresionantes ropajes de rigor. Tiódolf de Hvin, Tóbiorn el Cuervo y Eyvind Roba-Escaldos entregaron al escritor en ciernes el odre antiquísimo que rezumaba elixir de la inmortalidad literaria. Nils Honaffos bebió el contenido con un largo y fervoroso sorbo y murió en el acto: era tinta; oscura, humilde y ponzoñosa tinta.

Ángel Olgoso

Ruegos y preguntas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s