Lagunas en la red (III)

Estas últimas semanas en las que he estado completamente ausente os habéis puesto filosóficos, queridos:

1. El tiempo es la ausencia de dinero. [Al tiempo solo puedes matarlo o follártelo.]

2. Sobrevivir en una jungla de cemento. [Eso creo que es de alguna peli de Bruce Willis.]

3. El vientre carece de oídos. [A Dios gracias…]

4. Observar [Si sigues haciendo búsquedas tan abiertas rompes Google en cuatro días, chaval.]

Otros habéis estado un poco inquietos:

5. Máquinas canora. [Como esto no sabía qué diantres es, tuve que tirar de Google (tampoco es una novedad, esto) y el caso es que Canora es una empresa de productos industriales que hacen cacharritos bastante variados y de aspecto curioso. Lo que no sé es cómo llegó al blog esta búsqueda, si no creo haber puesto nada relacionado con esto.]

6. Pollo desplumado problema [Claramente es un problema, para el pollo en concreto.]

7. Qué pasa si soplo el agua. [Tú sopla, sopla hasta que se acabe el aire.]

Y otros tantos sois mucho más prácticos:

8. Cine 3 euros Cuadernillos [Todos los jueves a 3 euros y los miércoles hasta el 9 de julio, a 4)

9. Queso parecido al Comté [el gruyère suizo es muy similar y el nuevo García Baquero Maestro, el Viejo, te hace un buen apaño a un precio muy asequible.]

10. Ejercicios de estilo Queneau soneto [Por cierto, Blackie Books acaba de publicar una excelentésima edición de Obras completas de Sally Mara, así que ya estás tardando… En versión de Antonio Fernández Ferrer:

Subido al autobús, por la mañana,
entre golpe, cabreo y apretón,
me encuentro con tu cuello y tu cordón,
lechuguino chuleta y tarambana.

De improviso y de forma un tanto vana,
gritando que te ha dado un pisotón,
provocas a un fornido mocetón
que por poco te zurra la badana.

Y vuelvo a verte al cabo de dos horas
discutiendo con otro pisaverde
acerca del gabán que tanto adoras.

Él critica con saña que remuerde;
tú te enojas, fastidias y acaloras
y, por toda respuesta, exclamas: “Merde!”.]

 

Fondue de queso

Llevamos toda la semana buscando cómo hacer una fondue en condiciones, porque va a ser nuestra primera vez sin la ayuda de una mano experta (es decir, gabachos o madres), pero resulta que las manos expertas de las que dispondríamos (es decir, los gabachos que conocemos y nuestras madres), al menos telefónicamente, tampoco saben hacer fondues.

Que no digo yo que si mi madre intenta hacer una, seguro que lo borda, porque no hay receta que se le resista… Ojalá tenga yo alguna vez el don de la exquisitez gastronómica como lo tiene ella y todo el mundo quiera venir a verme porque soy encantadora y cocino muy bien, y me traigan botellas de champán para agradecer las viandas con las que les regalo el paladar. De todas maneras, si vosotros me queréis regalar champán, que no os dé vergüenza, ¿de acuerdo?

Al final nos hemos decidido por una fondue de queso bastante básica, cuya receta podéis encontrarla en miles de páginas (con solo escribir fond en google ya podéis navegar por la mitad de internet para leer siempre más o menos la misma receta).

Nosotros hemos elegido la receta que facilita David de Jorge en su divertido programa de cocina de la ETB y, aunque a continuación os la voy a copiar, para que la tengáis a mano para lo que pueda surgir, también os paso un enlace a su blog, que contiene el vídeo en el que muestra cómo prepararla, aunque nosotros tenemos la intención de adaptarla un poco para echarle setas o champiñones y seguramente no encontremos los quesos que especifica la receta, así que igual tengamos que cambiar el Comté por el Gruyère, y el Beaufort, que es parecido a los anteriores, pero un poco más untuoso, que por lo visto se podría sustituir por un parmesano o un gruyère de menor curación.
Ya veremos si nos sale una fondue o un grumote rompemandíbulas…:

600 g de queso Beaufort rallado
400 g de queso Comté rallado
200 g de queso Emmental rallado
1 diente de ajo
1 botella de vino blanco seco de calidad
3 cucharadas de kirsch o un alcohol similar
Sal y pimienta blanca recién molida
Pan de hogaza en rebanadas gruesas, tostado
En una olla, frotar el interior con el diente de ajo cortado en dos.
Arrimar a fuego medio y verter el vino, hervir.
Añadir los quesos rallados, fundirlos con una cuchara de madera.
Serán necesarios 15 mn. más o menos.
Pimentar + alcohol.
Verter el queso fundido en el recipiente de fondue.
Cortar las rebanadas de pan en dados.

Bon appetit!!