Gerard Mortier

No he venido a ofrecer respuestas complacientes, sino a formular preguntas incómodas.

Gerard Mortier fotografiado por Daniel Mordzinski

Después de San Francisco, los pájaros ya no vuelven a sonar de la misma manera

El belga que ha venido a darle caña a los aficionados a la ópera en Madrid no solo ha conseguido generar una gran controversia y animadversión en torno a su figura, sino que ha logrado descontextualizar al público acostumbrado a la comodidad y finura del Teatro Real y llevarlo a un entorno tan popular y multitudinario como el Madrid Arena, donde han actuado primeros espadas del belcanto como Ricky Martin y Shakira, gracias a su superproducción del San Francisco de Asís de Messiaen y, por si fuera poco, ha sorteado parte de la reducción del presupuesto asignado para la gloriosa institución gracias a su apertura e intuición para buscar financiadores externos.

¿No os gusta Mortier? A mí me encanta por su irreverencia y su savoir-faire.